“Lo que queremos es que se conozca el ecosistema fintech mexicano y que todos los players y bancos tengan claro cuáles son estas startups que están allá afuera y que les están abriendo una oportunidad o que los están desafiando”

Señaló en entrevista Fermín Bueno, socio director de Finnovista.

 

Finnovista, la organización especializada en el sector financiero tecnológico o fintech, realizó un mapa de las startups que están empujando este mercado en nuestro país dentro de la cual identificó a 140 empresas mexicanas que se desarrollan en sectores como el de pagos, préstamos, educación financiera y finanzas personales. Entre ellas están Prestadero, Bitso, PagoFácil, Vinik, Kuspit, Zave App, MiCochinito.com y Credify, y de acuerdo con Bueno, este gran número de empresas que surgen a partir de la necesidad de resolver algunos inconvenientes que los cuales los bancos no pueden atender tan directamente.

Mexico_Fintech_Radar_Def_DA

Bueno explicó que el mercado fintech en México está en un periodo de crecimiento, no sólo por el número de startups que se desarrollan en éste, sino por las grandes inversiones que están atrayendo. Empresas como Kueski que recientemente levantó 30 millones de dólares (mdd), o Clip, que el año pasado recaudó cerca de 9 mdd, son algunos casos de éxito.

La importancia y el crecimiento de las empresas fintech se ha convertido en un fenómeno evidente y es por esto que la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tiene pensado lanzar una reforma para este sector el ocho de septiembre de 2016, esto llega después de que el vicepresidente técnico de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jorge Palacios, señaló que México carece de elementos para generar un marco regulatorio para las empresas de crowdfunding, el pasado 19 de mayo.

Incluso el Banco de México (Banxico) ha señalado riesgos de lavado de dinero y violación de privacidad informática, a través del crowdfunding, que pertenece al sector fintech, pues la ley mexicana es insuficiente para regular a estos nuevos esquemas financieros.

En una reunión con empresarios, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, resaltó varios factores que hacen del país un lugar ideal para desarrollar un ecosistema de Fintech.

“Por una parte, la Reforma en materia de Telecomunicaciones, ha aumentado la cobertura de los servicios de voz y datos a costos cada vez más bajos. El otro factor es consecuencia de la Reforma Financiera, que busca que exista más crédito y en mejores condiciones. En este sentido, la inclusión financiera es uno de los objetivos de esta reforma y Fintech es una de las herramientas para lograrlo”

Destacó Videgaray.

Hace menos de un mes, el presidente Enrique Peña Nieto promulgó seis puntos para la Política Nacional de Inclusión Financiera.

  • Desarrollo de conocimientos para el uso eficiente y responsable del sistema financiero.
  • Innovaciones tecnológicas para conectar con la población excluida y facilitar la interconectividad.
  • Desarrollo de infraestructura financiera en zonas desatendidas, sobre todo al sur y sureste del país, en donde se crearán nuevas alianzas con actores no financieros y se incrementarán los servicios otorgados por la Banca de Desarrollo.
  • El mayor acceso y uso de servicios financieros formales para la población subatendida y excluida.
  • Mayor confianza en el sistema financiero, a través de mecanismos de protección al consumidor.
  • Generación de datos y mediciones para evaluar los esfuerzos de inclusión financiera, por lo que se seguirán midiendo a través de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), que servirá de apoyo a los proyectos de investigación que identifiquen áreas de oportunidad, para seguir trabajando en favor de esta penetración de los servicios financieros.

En 2015, el naciente sector fintech captó 123 mdd, que junto con comercio electrónico captó la mitad de los recursos inyectados en tenologías de la información. De este total, 40 mdd se recabaron en México para esta industria.

Hace apenas unos años, los grandes bancos en México, como BBVA Bancomer y Banamex, comenzaron la inversión en la renovación de sus plataformas tecnológicas. Éste primero inyectando unos 1,500 mdd para modernizar esta infraestructura en un plan que trazó desde 2013, en tanto, Banamex anunció en 2014 una inversión de 20,000 millones de pesos para este mismo fin.

Es así como la banca tradicional se está viendo obligada a adaptarse para conseguir subirse a la ola de innovación tecnológica y diversas empresas, lejos de ver a las startups como competidoras, han decidido cooperar con ellas siendo necesario que ambos actores caminen juntos, ya que aquellos bancos incapaces de innovar y transformar sus modelos de negocio a un entorno más digitalizado acabarán desapareciendo.